Conciliación: ¿avanzamos o retrocedemos?

27 de Noviembre 2014

 

Paridad y conciliación son causa y efecto una de otra, influyen una en la otra de modo decisivo y hoy por hoy negativo. Forman en efecto un círculo vicioso, que debemos convertir en círculo virtuoso, logrando que esa mutua influencia con resultados ahora negativos para ambas cambie de signo. Como la pescadilla que se muerde la cola, la falta de conciliación dificulta la paridad y sin paridad es difícil que la conciliación se imponga en empresas donde directivos y empleados son mayoritariamente masculinos.

 

Porque esa es otra, parece que la conciliación es “cosa de mujeres” cuando en realidad debería ser cuestión de Estado en una sociedad tan envejecida y necesitada de savia nueva y nuevo talento como la europea.

 

En estos tiempos de crisis y cambios resulta a veces complicado discernir si avanzamos o retrocedemos en esto de la conciliación de la vida laboral y familiar.

 

Anuncios recientes, como que Apple y Facebook costearán la congelación de óvulos de sus empleadas de Silicon Valley que lo soliciten, se han leído en clave positiva y en clave negativa. Lo que subyace realmente en esta medida es que no es posible conciliar en los años de despegue laboral, por lo que es mejor dejarlo para después.

 

Más claramente decepcionante es la prohibición del teletrabajo enYahoo!  por su consejera delegada Marissa Mayer, que lleva apenas unos meses en el puesto y ya sale con estas, anulando una medida que era seña de identidad de la empresa.

 

Y así estamos, un pasito p’alante y un pasito p’atrás, sin salir del círculo vicioso, que tanta necesidad y urgencia tenemos de convertir en virtuoso.

 

Ángeles Álvarez G-Bernardo

Add Talentia